Vuelve “Comiendo Cuento” a la PUCE

Comiendo Cuento es un espacio de narración oral “cuentería” del Centro Cultural de la Universidad Pontificia Católica del Ecuador que se realiza todos los martes con la cooperación de la Fundación Quito Eterno.

La segunda temporada de Comiendo Cuento inició en el Ágora de la Plaza Central de la PUCE con la presentación de la obra “La Sonrisa de Dominga”, que rememora los saberes de las artesanas que elaboran muñecas de trapo. La obra tiene como protagonista a Maruja, una artesana que fallece repentinamente en su taller. Su alma toma posesión de una de sus muñecas para resolver pendientes y, finalmente, descansar en paz.

Gio Valdivieso investigadora y actriz comenta que la puesta en escena con títeres se inspiró en la vida de las tres últimas artesanas de muñecas, también llamadas “cajoneras”, que aún se encuentran en la ciudad de Quito. “Busca fortalecer, visibilizar los patrimonios vivos que tenemos en el país y sobre todo a la gente que hace que estas manifestaciones se mantengan vivas” comentó Gio, quien integra el proyecto Sueño Yumbo.

Quito Eterno produce «Comiendo cuento»

Lucía Yánez, directora de Fundación Quito Eterno, comenta que la organización coopera en la producción de este espacio creado por el Centro Cultural de la PUCE: “Buscamos a los mejores narradores y seleccionamos contenidos apropiados para este espacio, contenidos que revaloricen el patrimonio”.  Comiendo Cuento es un proyecto que inició en el 2018.

Todos los martes a las 12:30 los estudiantes interesados en escuchar originales relatos de narradores profesionales y en formación pueden asistir a las presentaciones que se realizarán en el Ágora de la Plaza Central de la PUCE.

REV 2019