Personajes

Habitamos los personajes que recreamos, a través de ellos reflexionamos sobre quiénes somos y qué significa ser parte de esta ciudad. Cada personaje de Quito Eterno tiene una historia, porque han sido creados desde varias verdades (pequeñas o grandes), en cada uno de ellos (y ellas) se esconde una abuela, un padre, un amor o un dolor. Por eso son tan parte de nosotros mismos.

Quilago

Personaje legendario que representa a un grupo de mujeres indígenas que habitaron en Cochasquí: guerreras, reinas y sacerdotisas. La princesa Quilago nos contará sobre un mundo que aún se resiste a desaparecer donde la tierra, el cosmos, la gente y la naturaleza, convivían en equilibrio.

El Diablo

El Señor de las tinieblas, el Supay, Mandinga o el Diablo quiteño. Personaje que habla de vivos y de muertos; de lo que muchos quieren callar, destruir u ocultar. Con ironía y sensibilidad nos cuenta anécdotas curiosas.

Marietta de Veintemilla

Una mujer que se atrevió a hablar de política a finales del siglo XIX, en una sociedad matizada por la tiranía de los gobiernos. Mujer de armas tomar, inteligente y valiente; en ella se confunden la mujer real, la generala y la intelectual. Marietta defiende la participación política de la mujer en la época republicana, demuestra que luchar por los ideales tiene un precio muy alto, pero que vale la pena vivir acorde a nuestros pensamientos.

El Alma del Purgatorio

Josefina Landívar del Alto Castillo, mujer de la aristocracia quiteña, regresa desde el más allá para sacarles los cueros al sol a nuestras abuelas y antepasados. Este personaje ficcional es el pretexto para reflexionar sobre la muerte, la vanidad del mundo y la lengua terrible de los habitantes de esta ciudad. Personaje construido en base a varios estudios sobre las costumbres funerarias de los ecuatorianos.

El Danzante

El Danzante de Zámbiza es uno de los últimos participantes de rituales tan viejos como el mismísimo valle de Quito. ¿Cuándo desaparecieron los danzantes de Quito? ¿Quién los hizo desaparecer? Son preguntas que se irán respondiendo a lo largo del recorrido, mientras aprendemos sobre la vida de nuestros antepasados… y descubrimos que muchas de esas costumbres de los pueblos andinos aún se mantienen en nosotros. Al final del recorrido, el Danzante nos revelará su verdadero nombre…

La Panadera

Justa Nicolasa Suasnavas, es una mujer del pueblo, joven partícipe de la Revuelta de los Barrios Populares de Quito. Ella cuenta sobre los oficios tradicionales: los cereros, obrajeros, panaderos, aguateros, pulperos. Compartirá con los asistentes sus ideas respecto a los impuestos y las revueltas que provocaron. Muchos de estos temas serán los antecedentes directos de los hechos del 10 de agosto de 1809.

Gaspar de Mogrovejo

Gaspar de Mogrovejo y Ango es un estudiante del Colegio y Seminario Mayor de San Luis, regentada por los padres jesuitas desde 1586 hasta 1767 y relacionado con la Universidad de San Gregorio Magno. Esta universidad, junto a la de Santo Tomás de Aquino, de los padres dominicos, y la de San Fulgencio, de los agustinos, fueron los principales centros de cultura y educación en el Quito colonial. Grandes personalidades de todo el territorio audiencial estudiaron en estas instituciones: Juan de Velasco, Pedro Vicente Maldonado, Juan Bautista Aguirre, José Mejía Lequerica, Juan Pío Montúfar, Eugenio Espejo, entre otros. Este estudiante nos invita a conocer cómo se desarrolló el intelecto y la literatura, en un período casi desconocido: el de la Real Audiencia de Quito.

Chichera

Caridad Navarro, dueña de la primera chichería de la calle de la Ronda, es conocedora de los secretos del maíz, las bebidas y la comida. Con la Chichera se conocerá los secretos para preparar la mejor chicha de la ciudad, y las tortillas de maíz más deliciosas. Caridadcita los deleitará con la magia de las historias que encierran las recetas tradicionales y la dulzura de las músicas con las que nos arrullaban nuestras abuelas.

El Barbero

Roque Velásquez, Barbero de Quito, gran amigo de Eugenio Espejo su cliente frecuente, trabajan juntos en el Hospital San Juan de Dios, este barbero habla de todos los chismes que conoce de la ciudad; tiene conocimientos de plantas medicinales, es multioficios: corta la barba, el cabello, realizaba globos y caretas para fiestas; experto en hacer sangrados, saca muelas, y hace pequeñas cirugías, ocupa cargos importantes como alcalde de Barberos y administrador de su cofradía.

La Yuyera

A la Yuyera, se la recuerda y reconoce principalmente por el olor de las hierbas que lleva y por sus consejos prácticos sobre medicina casera. Cómo aliviar un dolor de estómago, qué es bueno para “limpiar la sangre”, cuáles hierbas son tranquilizantes y brindan buen sueño, y cómo éstas deben prepararse y aplicarse para un buen resultado. Mediante este personaje popular se puede conocer las plantas y árboles patrimoniales, qué plantas fueron introducidas y la importancia de conservarlas como parte de la memoria de la ciudad.

Manuela Espejo

Mujer que vivió a finales de siglo XVIII y vivió de cerca el siglo de las luces. Junto con su hermano, Eugenio Espejo y otros ilustres de la época realizaban tertulias para tratar temas de economía, política y formas de gobierno en la colonia, enfrentándose con la sociedad de aquella época, realiza sus propios estudios y llega a publicar un artículo en Las Primicias de la Cultura de Quito. Amiga de los discípulos de su hermano los acompaña durante el movimiento independentista que culmina el 10 de Agosto de 1809.

La Beata

María Alegría de la Divina Concepción Donoso Zambrano es una beata que lleva “la religión entre dientes”, una curuchupa que vive de la iglesia y del chisme, su comidilla diaria. Ella rescata los elementos de la religiosidad y la devoción popular, en un recorrido repleto de datos curiosos, producto del chisme cotidiano.

El Poeta

Poeta latacungueño, llega a Quito en siglo XX, contagiado del ambiente bohemio de esta ciudad cuenta acerca de los cambios que ha tenido el país, del Quito provinciano de inicios de siglo XX, plantea otro tipo de “belleza”, sus versos, su melancolía, su amor por música, te llevan a descubrir como fueron los inicios de la nación ecuatoriana. ¿Qué es ser ecuatoriano? es una respuesta que no puede faltar al final del recorrido.

Manuela Sáenz

Protagonista de las gestas de independencia, conoce los principales escenarios relacionados con los movimientos libertarios en la ciudad de Quito. Aunque mucha gente la recuerda únicamente como la “Libertadora del Libertador”, Manuela tiene mucho que contarnos acerca de su época, las intrigas políticas de su tiempo y del rol tradicional de la mujer a inicios del siglo XIX. Nos contará acerca de las “otras historias”, aquellas muchas veces ausentes de los libros.

Carlos Montúfar

Este es un hombre que reúne en sí lo mejor, y lo más trágico, del proceso de independencia del Ecuador. Lideró y defendió la formación del Estado Libre de Quito, y su constitución. Su vida se hizo en medio de la guerra: dedicó su vida a luchar contra los que traicionaron y asesinaron a los quiteños en las calles de su propia ciudad, fue derrotado en varias ocasiones y pudo huir con vida. Conoció y peleó junto a Simón Bolívar hasta ser apresado en Popayán. En medio de la tristeza de las mujeres de Buga, fue fusilado en 1816.

 

Isabel de Santiago

Isabel de Cisneros, hija del reconocido pintor Miguel de Santiago, de mediados del siglo XVII, fue una mujer que destacó en la pintura aunque casi nadie la conoció ni la conoce en estos tiempos. Se casó con un pintor, alumno de su padre, e incluso ayudaba –a su padre y esposo- a terminar sus obras. Uno de sus más bellos cuadros se encuentra en el refectorio del convento de Santo Domingo, conocido como la Virgen de las Flores.

Alexander Von Humboldt

En 1799 empezó el viaje del prusiano Alexander von Humboldt, señor al quien llamaban “el verdadero explorador de Sudamérica”. Después de pasar mucho tiempo en la selva venezolana fue a explorar los volcanes del país que hoy conocemos como Ecuador. Esta fascinación por los volcanes y la gran diversidad de la flora y la fauna le hicieren quedarse en estas tierras por un año de los cinco en los cuales hizo su viaje.

Leave a Comment