Quito Eterno auspició primer recorrido por las bóvedas del Convento del Carmen Bajo

Personajes de Quito Eterno colaboraron en la visita por los bajos del Convento del Carmen Bajo organizado por el Instituto Metropolitano de Patrimonio y la comunidad de las Madres Carmelitas.

Quito Eterno apoyó el primer recorrido por el Convento y las bóvedas del Carmen Bajo con el cual inició la conmemoración de los 350 años de la fundación de la Orden de las Carmelitas Descalzas. El Instituto Metropolitano de Patrimonio de Quito y la comunidad de las Madres Carmelitas del Monasterio del Carmen Moderno de la Santísima Trinidad también presentaron una exposición fotográfica con imágenes que muestran la vida pasada y la actual de las monjas, proyecto de la artista Carla Grunauer titulado “Abriendo puertas, buscando voces”.

El primer recorrido fue abierto para periodistas y representantes de entidades gubernamentales que visitaron algunas áreas que generalmente están restringidas para el ingreso del público. Así por ejemplo, por primera vez se permitió el ingreso a las bóvedas que fueron diseñadas para la entrada de las previsiones alimenticias para las hermanas y, de esta manera, evitar cualquier contacto con el mundo exterior.  De acuerdo al Instituto Metropolitano de Patrimonio, las bóvedas construidas sin columnas remarcan la arquitectura de la época. 

El Barbero y el Alma del Purgatorio narraron la vida del Convento, detalles de la arquitectura de los túneles y sus usos. Los asistentes, que ahora son testigos privilegiados del lugar, quedaron sorprendidos por la historia del lugar. El recorrido y la exposición se realizan en el marco de la celebración del 41 aniversario de la Declaratoria de la Unesco a Quito, como Patrimonio Mundial.